• Nuna Lifestyle

Por la Pachamama: Resistencia

Este año he tenido la dicha de escuchar “Pachamama” muchas veces, porque proviene del kichwa de los pueblos ancestrales de Sudamérica y, en Los Andes, donde vivo ahora, se usa bastante. A mí esta palabra me encanta. Cuando la escucho siento cálido el corazón. Pienso en una madre, en mi madre, en mi abuela. Pienso en una idea de feminidad, sabiduría y fortaleza que está siempre presente ahí, en la naturaleza. Me genera mucho respeto. Todos hemos nacido de ella, y a ella volveremos. Y cuando escucho Pachamama es imposible no morir de amor y de ganas de protegerla. Porque ella nos ha dado todo. Porque ella lo es todo, es un árbol milenario, una poderosa cascada, un río que corre hacia el mar, un polluelo aprendiendo a volar.


Por eso me duele el corazón cuando veo las imágenes de nuestra madre en llamas. Qué impotencia. La Pachamama arde, la Amazonía arde, en Brasil, Bolivia y Paraguay. Arde también al otro lado del mundo, en Australia, donde han perecido más de un billón de animales, sin que nuestras publicaciones en redes sociales sirvieran para nada. Hemos visto a la Pachamama sufrir de cerca, aquí mismo en Quito, donde apenas hace unos días eramos testigos del incendio en el cerro Casitagua en plena “temporada de lluvia”. ¿Cómo hemos llegado a esto? ¿Cómo pudimos permitirlo?


Incendios en la Amazonía. Foto: Victor Moriyama Getty Images/Los Angeles Times

Hemos jugado con fuego, hemos encendido una llama que no se puede detener. Hemos convertido en cenizas un bosque hermoso que es hogar de millones de especies y con él han muerto árboles milenarios, cascadas y ríos, polluelos que aún no aprendían a volar. Hemos incinerado a quienes no se pueden defender, a quienes no tienen voz. ¿Qué mal nos ha hecho ella para merecer esto? Perdónanos madre.


Desde el lugar en donde estés lo más importante es que te informes. Se espera que en julio hayamos consumido más recursos que los que el planeta puede regenerar sosteniblemente en un año. Es decir que necesitaríamos casi dos planetas para satisfacer nuestro actual consumismo. Solo tenemos una Tierra.


La temporada de incendios en Australia es un suceso anual; sin embargo, la comunidad científica ha sido unánime al asegurar que la magnitud de los incendios ocurridos este año ha sido una verdadera catástrofe nunca antes vista. En Australia, la minería es una de las industrias más poderosas, con lobbies millonarios que tienen gran peso en las medidas económicas y políticas del país. Al igual que en Brasil, el gobierno australiano le ha dado la espalda al medio ambiente y ha minimizado las consecuencias del cambio climático.


El 80% de la deforestación de la Amazonía brasileña es causada por la industria ganadera y los cultivos de soja. Brasil es el mayor exportador de carne del mundo. ¿Qué puedes hacer tú? Consume menos carne, incluso si la carne que comes no viene de Brasil, la industria de la carne roja es una de las mayores generadoras de gases de efecto invernadero. Comprométete a cambiar tus hábitos alimenticios por unos más sustentables.

Repito: desde el lugar en donde estés lo más importante es que te informes. Para la selva amazónica las mayores amenazas son el pastoreo y los cultivos de soja, pero otros ecosistemas se enfrentan a peligros diferentes. Indonesia se enfrenta a los monocultivos de aceite de palma, mientras el oeste de África es amenazado por insostenibles granjas de cacao. El cambio climático es real y los seres humanos somos los causantes de ello. Sé un consumidor consciente y responsable. Es lo mínimo que puedes hacer.


En agosto del 2019, Islandia organizó un funeral por el primero de sus glaciares en desaparecer. Se llamaba Okjokull. La placa conmemorativa es una Carta al Futuro, donde se lee: “Okj es el primer glaciar islandés que pierde su condición de glaciar. En los próximos 200 años, se espera que todos nuestros glaciares sigan el mismo camino. Este monumento es para reconocer que sabemos lo que está sucediendo y lo que hay que hacer. Solo tú sabes si lo hicimos.” Sabemos lo que hay que hacer. No podemos darle la espalda a Pachamama, no podemos ignorarla más.


Sobre la Autora



Karen Osorio

Fundadora de Amumiyo. Cronopia buscando vivir cien vidas diferentes. Ávida viajera y apasionada por la educación, la igualdad de género y la protección del medio ambiente. Instagram: @amumiyo

22 vistas
  • Facebook
  • Instagram