• Nuna Lifestyle

Perséfone: una manera de vestir los colores de México

Actualizado: 7 de oct de 2019

Disfruto mucho ir a bazares, me gusta ir a mirar nuevas propuestas, preguntar cómo y dónde son hechas. En la mayoría de casos, comprar en bazares es una forma de ser parte del comercio sin intermediarios, además que podemos encontrar artículos muy originales. En la Ciudad de México la oferta de estos espacios es muy diversa y es así, que hace seis meses que llegué, empecé a visitarlos cada fin de semana. De esta manera, descubrí a Perséfone, una marca de accesorios con hermosos colores y diseños que nos acerca a la tradición textil de parte de México.


Perséfone es un proyecto que inició a principios del 2015 Dalleth Gordillo y su prima Pamela Orozco. Su familia se dedica a la industria textil, por lo que el gusto por las texturas y diseños lo tenían desde muy pequeñas. Como Dalleth nos cuenta, todo comenzó escabulléndose en un cuarto lleno de telas que su abuela ha ido juntando por años, ahí tomaron algunas e hicieron las primeras bolsas de prueba. El resultado les gustó, pero siempre habían tenido la idea de hacer algo por México.


De esta manera, comenzaron a trabajar con textiles mexicanos, combinándolos con otros materiales que pudieran permitir apreciar los telares en otras prendas que no sean blusas o caminos de mesa. Empezaron con telares que su abuela les donó, y luego emprendieron la búsqueda de artesanos a Chiapas, a traídas por los hermosos trajes típicos que visten los indígenas de la zona.


 Dalleth y Pamela se adentraron en los pueblos indígenas de San Juan Chamula, Tenejapa, Zinacantán y Larrainzar, gracias al trabajo que su tía realiza con estas comunidades. Su idea era llevar los bolsos a los artesanos con dos objetivos, el primero, que ellos aprendan la forma y combinación de materiales para que puedan usarlos en sus artesanías; y el segundo, que ellas pudieran conocer el proceso de los telares, así como la raíz y significado de estas tradiciones indígenas.


Actualmente, Perséfone ha establecido un lazo colaborativo entre su taller de diseño y seis artesanas con las que trabajan directamente. El resultado son bolsos con diseños únicos que se elaboran en 3 a 4 semanas, desde el diseño, tejido y bordado en Chiapas, hasta el corte y confección en el taller de la Ciudad de México.


Realmente es maravilloso ver cómo Perséfone está logrando acercar la tradición textil mexicana a la gente más joven. Tuve la suerte de conocer San Juan Chamula y Zinacantán hace un par de meses y fue imposible no regresar enamorada de los colores de los trajes que viste su gente, además de admirar el laborioso proceso artesanal que implicar tejer un telar a cintura. Por eso propuestas como ésta tienen relevancia, porque nos permiten vestir tradiciones locales de forma moderna, y así no perderlas. 


A Perséfone le auguramos un gran futuro, no solo por la pasión de sus fundadoras, sino por su visión y compromiso de ir incorporando nuevos textiles del resto de México, así como de otras partes de Latinoamérica.


Les invitamos a visitar su tienda online Kichink, a la que pueden acceder directo desde su Facebook.


Facebook:     Perséfone Accesorios

Instagram:    @persefone_accesorios

Twitter:         @Persefone_A

Correo: persefone.pf@gmail.com


Sobre la Autora


Daniela Álvarez

Creadora de @nunalifestyle. Comunicadora y MBA en Emprendimiento e Innovación. Actualmente se desempeña como marketera y se define como fan de las marcas con impacto. Cree en el consumidor como agente de cambio.


Instagram: @danyalvarezy

  • Facebook
  • Instagram