Lo que debes saber de la meditación


Hace un par de años el insomnio era un conflicto constante para mí. El despertarme y no poder volver a conciliar el sueño me daba ansiedad. Quién ha sufrido de esto entiende qué se siente mirar al techo y dar vueltas en la cama pensando ¿cómo voy a trabajar mañana si no he descansado nada?


Buscando soluciones intenté aromaterapia, melatonina y medicación, pero nada de eso parecía funcionar. Así fue que por casualidad llegué a una aplicación de meditación, hice un programa de 7 días de sueño y ¡me encantó! Cada día me dieron consejos prácticos para mejorar el sueño y no solo pude dormir mejor, si no que también encontré beneficios que no había considerado. ¿Te gustaría conocer algunos de ellos?


La meditación es una práctica que nos permite calmar la mente y expandir la consciencia. Es una herramienta que te conecta con el momento presente y esa consciencia que se desarrolla en la ¨práctica formal¨ se vuelve aplicable a las actividades cotidianas. La práctica formal se refiere a la sesión de meditación propiamente dicha para permanecer en quietud y conectar mente, cuerpo y espíritu.


En el pasado la meditación se consideraba una manera pasiva de relajación, regulando nuestro sistema nervioso. Ahora se sabe que está asociada con niveles activos de consciencia que llevan a una reestructuración cognitiva, aprendizaje y cambios en las estructuras de nuestro cerebro como asegura Horowitz en su estudio de los beneficios de la meditación. Esto beneficia e influye en nuestra salud emocional y física. En mi experiencia, meditar de forma constante me ayudó a dormir 6 horas sin despertarme y esto para mí representó un cambio radical en mi estado de ánimo y en mi desempeño diario.


Otro de los beneficios que he encontrado de meditar por más tiempo ha sido reducir el estrés y la ansiedad. El estrés se manifiesta a diario en experiencias comunes, como estar atrapado en el tráfico. Pero este estrés continuo lleva a liberar cortisol (la hormona de estrés) por periodos prolongados. Aunque el cortisol es necesario para procesos normales de nuestro cuerpo, la larga exposición puede causar presión alta, disminuye las defensas, promueve la ganancia de peso no deseada, entre otros. La buena noticia es que la meditación es una herramienta para reducir estos niveles como Yaxin Fan y otros aseguran en su estudio: niveles de cortisol modulados por meditación integrativa.


La meditación además mejora la atención, ayuda a mantener la concentración por periodos más largos, pero más allá de eso, mejora la escucha activa y compasiva con otras personas. En un estudio de Faidel Zeinan y otros se demostró que la meditación mejora la consciencia de los procesos mentales y la eficiencia de la atención, además reduce la divagación mental.



Si estás empezando, puedes practicar lo siguiente por 5 minutos:


Siéntate, con la espalda recta, relaja tu cuerpo, el rostro y empieza a concentrarte en la respiración. Fíjate en la inspiración y la espiración, nota la pausa entre ambos momentos. No es necesario modificar la manera que respiras. Mantente concentrado. Es inevitable distraerse, los pensamientos y recuerdos van a llegar, pero vuelve a la respiración cada vez que te des cuenta de que te has distraído. Puedes aumentarlo progresivamente lo que potencia los beneficios de los que hemos hablado.


Algunos de mis recursos favoritos para meditar están las aplicaciones de pago Calm, Headspace y Meditopia. Si buscas apps libres de pago puedes empezar con Smiling Mind e Insight Timer. También hay una miniserie en Netflix que se llama “Guía Headspace para la meditación” y Rewired con Joe Dispensa, puedes encontrar algunos capítulos en Youtube y la serie completa en la plataforma Gaia.


La meditación es una práctica milenaria que aporta significativamente a tu vida en aspectos físicos, emocionales y psicológicos. ¿Te animas a empezar con una rutina de 5 minutos al día?



Sobre la autora



Estefanía Carrión


Médica Pediatra, estudia una subespecialidad en gastroenterología pediátrica. Le apasiona su trabajo por que promueve el bienestar de los niños a través de conectar la salud y la alimentación. Está convencida que un estilo de vida saludable es un balance entre la alimentación consciente, el ejercicio físico y el desarrollo personal.

Instagram: @estefi_carrion

401 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo