• Nuna Lifestyle

Hábitos alimenticios mientras estamos en casa

Cuando una circunstancia, como la pandemia del COVID – 19, nos obliga a quedarnos en casa por un tiempo indeterminado, nuestras actividades y rutinas se afectan completamente. La incertidumbre en estos eventos puede generarnos altos niveles de ansiedad y para contrarrestarlo es recomendado enfocarnos en aquellas cosas importantes que sí están bajo nuestro control, como lo son nuestros hábitos alimenticios.


Hoy te invito a ver este momento como una oportunidad sin precedentes para hacer un ajuste que a la larga se refleje en un mejor estado de salud física, mental y emocional.

Aquí te comparto varios hábitos muy poderosos para comenzar:

1) Empieza el día hidratándote bien (16 oz de agua o 2 vasos al despertar), y durante el día continúa tomando agua, infusiones, jugos verdes o té. Evita tomar líquidos a la hora de las comidas. Lo recomendable es media hora antes y por lo menos 10-15 min después para favorecer una buena digestión.

2) Planifica lo que vas a comer, prepara las comidas con anticipación, ve de compras con una lista establecida, así ahorraras tiempo y dinero.

3) Atrévete a cocinar cosas nuevas, ricas y saludables en donde te asegures que existen los tres macronutrientes (proteínas, carbohidratos y grasas) así como una amplia variedad de micronutrientes (vitaminas y minerales).



4) Elige alimentos con alta densidad nutricional y evita las “calorías vacías” es decir alimentos que contengan proteína, fibra, vitaminas y minerales y no sólo azúcar o harinas refinadas.

5) Come sentado/a y sin prisas ni distracciones como el teléfono o el televisor, disfrutando el momento de comer. El fin es que tu cerebro registre que los alimentos están entrando y así no tengas la tentación de estar comiendo frecuentemente solo por aburrimiento.

6) Aliméntate despacio, masticando por lo menos 20 veces la comida y bajando los cubiertos entre bocado y bocado ya que esto favorece la buena digestión.

7) Ten un horario establecido para las horas de comida.


8) Pon atención de cómo se siente tu estómago después de comer y si ya estás lleno/a evita seguir comiendo.

9) Mantén un diario de los alimentos. Esto ayudará a hacer ajustes y a conocer qué alimentos estás eligiendo. De esta manera podrás hacer un alto, revisar cuales podrías sustituir por opciones más saludables y cuales podrías empezar a incorporar inmediatamente.

Recuerda que toma tiempo ir dominando los nuevos hábitos. Sin embargo, si hoy empiezas y todos los días haces un 1% más, al final del año habrás logrado una mejora del casi 38%. Esto a la larga favorecerá de manera muy significativa tu salud.

Si tienes alguna duda sobre cómo implementar estos consejos en tu alimentación escríbeme.


Sobre la autora

Ariane Elizalde


Nutrióloga registrada, cuenta con una maestría en Ciencias y Nutrición Clínica. Tiene su práctica privada llamada “The Joy of Healthy Eating” donde imparte talleres, webinars, entrevistas, colabora en publicaciones y realiza consultas privadas en línea. Su misión es ayudarte a establecer una nueva relación con los alimentos y a que adoptes un estilo de vida saludable.

Instagram: @arianee.rd

253 vistas
  • Facebook
  • Instagram