• Nuna Lifestyle

Dieta sustentable: comer para salvar al planeta

Cuando se aborda el cambio climático, el enfoque tiende a estar en las soluciones de "energía limpia": despliegue de energía renovable o nuclear, mejoras en la eficiencia energética, o transición a un transporte con bajas emisiones de carbono.


Sin embargo, el sistema alimentario mundial, del cual todos gozamos de una u otra forma, ya que abarca la producción y los pasos posteriores a la agricultura (como el procesamiento y la distribución) también es un factor clave que contribuye a las emisiones. Tanto así que la producción de alimentos se encuentra entre las principales fuentes de emisiones de gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global, generando hasta el 30% de las emisiones globales totales. Además, contribuye de manera significativa a la pérdida de biodiversidad, la deforestación, el uso de agua dulce y el cambio de uso de la tierra.



A nivel mundial, los cambios en la producción y el consumo de alimentos, incluida la reducción del desperdicio y el cambio a una dieta más basada en plantas, son fundamentales para disminuir el calentamiento global y otros impactos ambientales. Pero las dietas actuales no solo perjudican al planeta, sino que también afectan nuestra salud. Las enfermedades crónico-degenerativas – tales como los problemas cardiovasculares, la diabetes mellitus y los cánceres – son causas de muerte y pueden estar relacionadas a nuestra manera de alimentarnos.


Así como hay alimentos que son más sanos para el cuerpo, hay algunos cuya producción es más sana para el medioambiente. Por ejemplo, la producción de ganado genera los niveles más altos de emisiones de gases de efecto invernadero, mientras que la producción de frutas y verduras genera los niveles más bajos. Así, la producción de 1 kg de leguminosas emite solo 1 kg de gases de invernadero, mientras que 1 g de carne de res produce 60 kg de gases de invernadero. Por eso, les invitamos a hacer ciertos ajustes en su dieta que pueden tener un efecto muy positivo tanto en nuestra salud como en la del planeta.


Producción de ganado

El planeta se está calentando y cada vez somos más personas: se pronostica que para el año 2050 seremos 10 billones de habitantes. Entonces, ¿cómo garantizar alimentos para todos sin destruir todavía más los recursos naturales como la tierra, el agua, el aire, y la vida silvestre?


Una opción para una alimentación óptima tanto para las personas como para el planeta es la dieta de la salud planetaria, la cual se basa en los hallazgos de la Comisión EAT-Lancet. Esta alternativa es bastante flexible, pues permite a quienes la siguen adecuarla para sus necesidades dietéticas, preferencias personales y tradiciones culturales, reduciendo así el riesgo de una mala alimentación y de la degradación ambiental.


Esta dieta es una referencia mundial para adultos. Representa en la mitad de un plato frutas, verduras y frutos secos, mientras que la otra mitad se compone principalmente de cereales integrales, proteínas vegetales (frijoles, semillas, legumbres), aceites vegetales insaturados, cantidades moderadas de carne y productos lácteos, y algunos azúcares añadidos y verduras con almidón.

Composición de la "Dieta Planetaria" o "Dieta Sustentable"

Esta dieta es una opción viable a la que se pueden sumar una amplia gama de soluciones, tales como cambios en las dietas y hábitos de consumo, reducción del desperdicio de alimentos, mejoras en la eficiencia agrícola, y generación de tecnologías que promuevan alternativas alimenticias bajas en carbono.

Ya que el cambio climático nos afecta tanto a nosotros como a las generaciones futuras, reducir las emisiones de la producción de alimentos es uno de los mayores desafíos con los que nos enfrentamos en las próximas décadas. El detener este problema es responsabilidad de todos. Y tú, ¿por dónde vas a empezar?


Si quieres más ideas de cambios positivos para tu alimentación y el planeta, no dudes en escribirnos a: arianeelizalde@hotmail.com, prendon99@gmail.com.



Sobre las autoras

Ariane Elizalde

Nutrióloga registrada, cuenta con una maestría en Ciencias y Nutrición Clínica. Tiene su práctica privada llamada “The Joy of Healthy Eating” donde imparte talleres, webinars, entrevistas, colabora en publicaciones y realiza consultas privadas en línea. Su misión es ayudarte a establecer una nueva relación con los alimentos y a que adoptes un estilo de vida saludable.

Instagram: @arianee.rd



Pilar Rendon


Nutrióloga registrada con maestría en Nutrición Clínica. Trabaja en Vida Health como nutricionista asesorando a pacientes con diabetes. Dentro de sus pasiones está la jardinería y cultivar sus propios alimentos; así como educar acerca de la "Dieta Sustentable", ya que es la más saludable para nuestros dos hogares: nuestro cuerpo y nuestro planeta.

Instagram: @nutrition+science

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook
  • Instagram