• Nuna Lifestyle

5 maneras de adoptar una movilidad sostenible

La movilidad es la principal responsable del consumo de energía y contaminación. Los recursos que utilizan la mayoría de medios de transporte son finitos, ya que utilizan energía no renovable. Por eso es necesario un cambio a través de planes integrales que permitan reducir las emisiones de CO2, gases de efecto invernadero (GEI), pero sin olvidar la necesidad de las personas de desplazarse.

No es sólo una cuestión ambiental. Cuando se habla de apostar por una movilidad sostenible para una mejor calidad de vida no se refiere solo a los beneficios ambientales, sino también se busca el bienestar económico, social y de tránsito de las ciudades y sus habitantes.


¿Cómo se puede adoptar una movilidad más sostenible?

1. Disminuir el uso del automóvil privado.

2. Promover el uso del transporte público o institucional como un medio sostenible con grandes beneficios para el tránsito de la ciudad, el ambiente y la economía individual y familiar.

3. Caminar o utilizar la bicicleta como un transporte no motorizado para llegar al trabajo y acudir a reuniones programadas.

4. “Car sharing”: Compartir un vehículo particular entre varias personas del mismo sector, barrio o trayecto para trasladarse hacia el mismo lugar.

5. Usar medios de transporte eléctricos (motocicletas, coches, autobuses): no generan emisiones y disminuyen la contaminación auditiva, debido a que prácticamente no hacen ruido.

Amsterdam, cerca del 60% de los desplazamientos en la ciudad se hacen en bicicleta. Fotografía: ARGOS 2018

¿Qué está pasando en Quito? Durante la emergencia sanitaria se incrementó el uso de bicicletas, se calcula que solo en Quito subió un 650%. La Secretaría de Movilidad y la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (EPMMOP), actualmente están implementando y señalizando ciclovías emergentes para fomentar el uso de este tipo de transporte. Se crearon 25 km de vías emergentes en Quito y también el Municipio decidió reforzar tanto el sistema de ciclovías de la capital, como la BiciQ, la cual es una alternativa ecológica y económica que consta de 658 bicicletas, distribuidas en 25 estaciones BiciQuito. Las estaciones están ubicadas estratégicamente en lugares cercanos a los puntos de mayor afluencia e interés comercial y turístico de la ciudad.

Por otro lado, la Empresa de Pasajeros de Quito conjuntamente con la Secretaría de Movilidad trabajan en un plan para facilitar que los ciclistas puedan realizar viajes más largos mediante la intermodalidad, es decir viajes combinados bus-bicicleta.

Los cuidados en tiempos de pandemia han sin duda acelerado la importancia de fomentar a la bicicleta como medio de transporte:

“La bicicleta es un medio de transporte sostenible, sencillo, asequible, fiable, limpio y ecológico que contribuye a la gestión ambiental, beneficia la salud y actualmente en el contexto de la pandemia COVID-19, es el medio de transporte más seguro para evitar la transmisión”.


Si nosotros realizaríamos pequeños cambios en nuestra movilidad estos tendrían un gran impacto. Por ejemplo, si ya andas en bicicleta te invito a evaluar la posibilidad de hacerlo más seguido, con precaución, así estarás ayudando a combatir el problema de la contaminación ambiental y por lo tanto luchando contra el cambio climático.

Si bien todavía hay retos de infraestructura por resolver, es tarea de todos, sociedad y gobierno, fomentar el uso de otras alternativas de transporte, especialmente en niños y niñas desde temprana edad para empezar un cambio de cultura y así garantizar entre todos un mundo más limpio y libre de contaminación para las futuras generaciones.



Sobre la autora

Katherine Andrade


Ingeniera ambiental con especialidad en manejo de riesgos naturales, voluntaria en UN environment, participante activa de fundaciones en ayuda a los animales urbanos, apasionada por la psicología en temas de amor propio.

Instagram : @kathie.andrade


  • Facebook
  • Instagram